Ejercicio, Nutrición

De simple mortal a nutrióloga

De simple mortal a nutrióloga

De simple mortal a nutrióloga

 

Jajaja, seguro por el título se imaginarán que esta algo relacionado con el día que elegí estudiar nutrición o incluso cuando terminé de hacerlo, pero no es así.

Cuando decidí ser nutrióloga les confieso que mi intención no  era precisamente convertirme en una persona súper sana, fitness o saludable, en parte no sabía todo lo que involucraba y cuando salí de la carrera tampoco lo sabía del todo.

Un día en la vida de una simple mortal

El día que decidí ser una persona más saludable… Fue más bien así… llegué del trabajo, no el mejor trabajo, agotador y desgastante, llegué harta y deprimida; de verdad lo que más me deprimía en ese momento era el sobrepeso que me acompañaba (y me seguía ya por mucho tiempo), como trabajaba en un comedor industrial el uniforme era jeans, bata, cofia,  0 maquillaje, zapato cerrado, todo el día un calor ahí adentro y cero inspiración para echarle ganas.  ¡No había manera de verme mejor con esa cofia!

Cierto día que llegué de trabajar y como era costumbre fui a la tienda en la tardecita por la hora de los antojos, ya saben entre 4:00 y 6:00 de la tarde, compre unos fritos con chorizo ¡Mis favoritos! y un negrito delicioso, perfecta combinación en esos momentos (De verdad, ¿Pensaron que nací siendo sana, disciplinada?, ¡ojalá! Después descubrí que mi desorden alimenticio provocaba ansiedad más intensa por chatarra).

nutrióloga en Cuernavaca

Regresé a casa a sentarme en mi sillón favorito para estar en la computadora como solía hacerlo todas las tardes, no recuerdo muy bien por qué pero en esos momentos por alguna razón estaba muy de malas, algo llego a decirme mi hermana y mientras discutíamos yo seguía devorando mis deliciosos fritos.

Cuando de pronto me vi y tuve noción de lo que estaba haciendo y al verme así no me sentí nada bien con lo que veía.

La verdad es que yo también he estado ahí perdida en ese agujero que parece que no tiene salida y que por más que crees intentarlo parece que no sales, pero ese día por esta situación y mil más me di cuenta de muchas cosas que no estaba haciendo bien, quería dar consultas como nutrióloga profesional pero con ese sobrepeso la verdad es que sentía que mi conocimiento no importaba de nada si yo misma no lo vivía, así que ese día decidí que estaba harta del sobrepeso, de las dietas yoyo, de los productos milagro, de no tener el control de la ansiedad, de las dietas de moda, de los charlatanes y mil cosas más que había probado en algún momento de mi vida y me prometí a mí misma ser una persona más saludable, empecé sin saber qué hacer, estaba bloqueada, como si no fuera Nutrióloga.

 

Mis primeros pasos para ser realmente una nutrióloga

nutrióloga en Jiutepec

Decidí comenzar a hacer ejercicio, leer libros, me llené de energía, no fue nada fácil, tenía casi 18% de grasa más que ahora, y no me veía para nada saludable y mucho menos fuerte.

¿Han escuchado que visualizarte como te gustaría verte te ayuda? Era realmente difícil para mí, porque nunca había estado ahí.

Pero lo hice, confié en mí, construí mi ideal en mi mente y hasta físicamente y de repente mi mente era más fuerte que yo misma para alcanzar mis metas, al cabo de 2 años mi vida era otra en muchos aspectos. 2 años forjando hábitos, entrenando, mejorando alimentación, descanso, estrés, aprendiendo y equivocándome también y en eso seguimos y sabes el tiempo de todos modos habría pasado, me alegro mucho de haber elegido el camino que decidí.

Te invito a exigirte más y descubrir de todo lo que eres capaz, cuéntame tus miedos, tu historia.

Te seguiré contando en otra publicación mis primeros pasos en el ejercicio.

¡Nos vemos en el próximo artículo! Atentamente,

Fernanda hurtado nutriologa firma

Related Posts

5 comentarios en “De simple mortal a nutrióloga

  1. Rouse dice:

    Wow Fer, si que estas con todo, y gracias por compartir tu experiencia que stoy segura es de mucha motivación, te admiró y respeto Fer…

  2. Karina Arias dice:

    Eres todo un ejemplo a seguir Fer, y siempre nos contagias tu entusiasmo para valorar nuestro cuerpo y salud , para esforzarnos todos los días y sacar el mejor provecho a cada alimento y a cada minuto en el gym, Felicidades!!! 😀

    1. Gracias Karina Arias por tus lindas palabras, me motivas mucho a seguir adelantado, con todo las ganas como siempre de compartirles, te mando un fuerte abrazo, y sigue dando todo como siempre! Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.