Uncategorized

Empaques para alimentos: Estrategias de la industria alimentaria

Estrategias de la industria alimentaria: Trucos en los empaques para alimentos

Las empresas usan miles de estrategias para llamar la atención de sus consumidores, algunas compañías honestas utilizan estos “trucos” únicamente buscando exaltar las características naturales de su producto, sin embargo la gran mayoría de los comercios abusan de la publicidad mintiéndole al consumidor, creando una realidad inexistente.

Esto resulta un verdadero problema para el usuario, ya que termina gastando dinero, energía, espacio en productos que no son lo que prometen ser. Y esto por desgracia no solo pasa con la industria alimentaria, aplica para cualquier producto. Así que hoy más que nunca debemos ser consumidores responsables e informados, ¡existen tantos productos que jamás pensaríamos, que es necesario entender lo que en verdad son!.

Recuerdo cuando era niña, en una clase la maestra nos dejo de proyecto diseñar un producto que nosotros quisiéramos comprar, algo innovador y único. Al ser niños, muchos creamos cosas que para nosotros eran mágicas, recuerdo perfecto haber “inventado” una pluma que considere fascinante, tenía cubierta de chocolate. ¡Era tan alocada la idea, utensilios comestibles! , imagínense mi emoción al momento de exponer, estaba revolucionando. Recuerdo una noche antes estar derritiendo en baño maría el chocolate con mi mamá y con mucho cuidado y complicaciones cubrir la pluma Bic con la deliciosa cubierta de chocolate Carlos V, ponerla a congelar y llegar al otro día a hablar de mi proyecto realizada, triunfando.

Y esta historia un poco cómica, me dejo sorprendida cuando años después crearon miles de utensilios que se podían comer, incluso un caramelo para pintar sobre obleas comestibles. ¡Eso si que era alocado!, la ilusión de cualquier niño. Pero ¿Qué hay detrás de los empaques para alimentos?, Qué contiene realmente ese dulce aparentemente atractivo e “inofensivo”.

La intención con este artículo es mostrarte la realidad más allá de un empaque lindo. El propósito no es asustarte y crearte un estrés innecesario, busco engendrar en ti esa curiosidad por saber más, leer más y tener más precaución con los productos que dejas entrar a casa. Puede parecer simple, pero cada artículo que compras tiene un impacto importante en tu vida, y en la de los demás. Así que ojo con tus decisiones y de ahora en adelante involúcrate más en tus decisiones.

Ahora si, después de esta breve introducción me gustaría centrarme en el tema de hoy. Los empaques para alimentos y todo lo que dicen ser y lo que realmente son, porque aunque no lo creas, atrás de cada empaque bonito hay toda una estrategia para que lo eligieras, hay colores, acomodos, imágenes, frases, sellos, etc. que hacen que los escojas sobre otros productos. Muchas veces estás decisiones están tomadas más por algún sentimiento, emoción que por un análisis y un criterio basado en información real.

Te aseguro que después de entender lo que el empaque nos dice en verdad y lo que el etiquetado nutricional nos explica, pensarás 2 veces antes de comprar alguno de los productos que usualmente comprabas. ¡Empecemos! 

Psicología del Color en los empaques para alimentos

Los colores juegan un papel fundamental en el diseño de los empaques, cada color se asocia con algún sentimiento o emoción, es algo que va más allá de lo que puedas controlar, se le conoce como psicología del color y busca atraer a un público objetivo, proyectar una imagen específica y lograr vender productos en mayor cantidad. Cada color nos evoca a algo y las diferentes combinaciones de colores nos dan más posibilidades.

Hoy en especial te voy a hablar de los más usados en la industria de los alimentos “saludables”

  • Verde: El color verde se relaciona con la salud, la tranquilidad, el dinero y la búsqueda de lo natural.
  • Azul: Se asocia inconscientemente con la paz y el agua porque representa calma y serenidad. Es un color que incrementa la productividad y disminuye el apetito, además es el preferido por los hombres y crea la sensación de seguridad y confianza en la marca. No hay ningún sentimiento negativo en el que domine el azul. De ahí que sea el color más aceptado.
  • Blanco: Asociamos sentimientos y cualidades que nunca relacionaríamos con otros colores, como el comienzo y lo nuevo. El comienzo es blanco.

Después de conocer la psicología de cada color entenderás porque estos colores son de los más usados en los empaques para alimentos que venden cómo “saludables”. Ahora súmale además de colores que proyectan naturaleza, ligereza, tranquilidad, bienestar, imágenes aspiracionales y/o emotivas que nos invitan a querer conocer más del producto o incluso a comprarlo. Considera aparte el factor estrés en el que vivimos, dónde la mayoría de la gente va “corriendo por la vida” creyendo que todo es urgente, ¿Crees que se dan el tiempo para ver más allá de colores y una imagen bonita?, si esto te a pasado, piénsalo 2 veces antes de adquirir algo solo porque creas que esta lindo.

Palabras clave que venden en los empaques para alimentos

En el empaque, además de ver colores bonitos, imágenes atractivas también podemos ver miles de cualidades resaltadas, que buscan precisamente eso “llamar tu atención” son como anuncios fluorescentes que buscan desesperadamente llamar nuestro interés, ¿Pero realmente que quieren decir?

  • Natural: Un producto natural es aquél que todos sus ingredientes provienen de la naturaleza. Por lo cuál presumirlo, quiere decir que no tiene ninguna sustancia química en ella, ¡ni conservadores!.
  • Orgánico: Es un producto que es libre de productos químicos y se desarrollo bajo procesos 100 por ciento naturales, esto no quiere decir que sea necesariamente saludable. Un producto orgánico puede contener muchísimas sustancias tóxicas que ni te imaginas.
  • Light: Lo light no es necesariamente es saludable, recuerda que lo más importante es la calidad de las calorías no es lo mismo las calorías que aporta un pedazo de carne a una dona.
  • Bajo en grasa: Este tipo de productos muchas veces contienen grandes cantidades de azúcar, sal y almidón. Esto lo hacen porque cuando en el proceso se reduce la grasa se pierde parte del sabor. Para compensar, añaden otras sustancias.
  • Sin azúcar: Muchos productos presumen no contener azúcar, pero al leer los ingredientes encuentras que la tiene, solo que la encuentras con otro nombre. El azúcar tiene una cantidad enorme de sobrenombres, así que cuidado con estos alimentos. Lee los ingredientes antes de tomar una decisión solo por el empaque.
  • Integral: Un producto realmente integral debe ofrecer los beneficios de la fibra y para considerar esto debe ser de grano entero, debe contener al menos 51% de granos en peso; pero la realidad es que la mayoría de los productos que existen suelen tener niveles de fibra bajos y pocos nutrientes. Muchas veces, los productos que presumen ser integrales contienen miles de aditivos. Así que ojo, el color no es un indicador para ser considerado integral, el color puede deberse a la melaza u otros ingredientes añadidos. Constantemente vemos productos que presumen “Multigrano”, “100% trigo”, “siete granos” o “salvado”, ten precaución porque no suelen ser productos de grano entero.
  • Alto en fibra: Nos han vendido tan bien la idea de la fibra, que andamos como locos buscando en los empaques para productos “alto en fibra” y olvidamos que la fibra la encontramos de forma natural en frutas y verduras, y por desgracia muchos de los productos que presumen ser altos en fibra contienen poca cantidad de fibra vs alimentos reales y contienen una gran cantidad de aditivos y azúcar que no presumen.
  • Vegano:  Es un producto que no contiene ingredientes o productos procedentes de animales sacrificados, pero vegano no es sinónimo de saludable. Pon atención en eso.

Empaques para alimentos: Sellos y certificaciones lo que en verdad significan

Otro error común que cometemos los consumidores cuándo vemos los empaques para alimentos es tomar cómo guía los sellos y certificaciones con los que cuenta un producto y aunque son importantes porque hablan de la calidad, te comparto lo que cada sello significa para que no confundas saludable con que un artículo cumpla ciertos procesos o cualidades:

  1. Orgánico SAGARPA México: Garantiza que la producción se realizó libre de productos químicos y bajo procesos 100 por ciento naturales.
  2. Kosher: Los alimentos Kosher son los alimentos que se preparan de acuerdo a normas dietéticas judías, las cuales son permisibles para el consumo, puesto que cumplen con los requisitos de la dieta de la Biblia Hebrea.
  3. Gluten free: Certifica productos alimenticios sin gluten. Los productos que las estén empleando han pasado unos rigurosos controles de calidad y seguridad alimentaria, ayudando así al consumidor celíaco a identificarlos automáticamente como productos seguros para su consumo.
  4. V-Label: Vegano, garantiza que se trata de un producto que no contiene ingredientes o productos procedentes de animales sacrificados. Un reconocimiento rápido y claro basado en normas reconocidas a nivel europeo.

Espero que este artículo te sea de gran utilidad y que tomes con más calma el hecho de hacer tus compras, tómate tu tiempo.

 

Un abrazo

 

Karla hurtado diseñadora firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.