Alimentos saludables, Nutrición, Recetas saludables

Sándwich Proteico: Receta Paso a Paso

Sándwich Proteico de atun

Las personas en su alimentación suelen controlar la ingesta de calorías, azúcar, sal; pero por lo general se les olvida tener en cuenta a las proteínas, que son nutrientes en un sándwich proteico que desempeñan un papel clave en la creación y el mantenimiento de cada célula de nuestro cuerpo.

A cada uno de mis pacientes le recuerdo que es importante que consuman proteínas  para así beneficiar a la salud. Esto, principalmente porque las proteínas ayudan en el mantenimiento de las células para que estén en buen estado, por consiguiente, las proteínas deben formar parte de tu dieta diaria.

Afortunadamente, hay maneras variadas de comer proteínas, por lo que siempre habrá una comida fuente de estos nutrientes para ti, que se adapte a tus gustos y necesidades. Así podrás cumplir con los requerimientos nutricionales de tu día a día, sin aburrirte, sin caer en la monotonía y disfrutando de lo que comes.

De hecho, he diseñado una receta que te brindará bastantes proteínas y otros nutrientes adicionales. Se trata de un rico sándwich proteico, muy sencillo de hacer y de sabor destacable, seguro cautivará tu paladar y el de tus allegados. Además, con mi receta no solo quedarás encantado, sino que también te vas a saciar, dado a que al brindarte una cantidad suficiente de proteínas quedarás satisfecho.

Sándwich Proteico de carne

¿Por qué es importante ingerir proteínas?

Al igual que los carbohidratos y las grasas, la proteína es un “macronutriente”, lo que significa que necesitas cantidades relativamente grandes para mantenerte saludable. (Las vitaminas y los minerales, que solo se necesitan en pequeñas cantidades, se denominan “micronutrientes”).

Las proteínas son componentes críticos de todos los tejidos del cuerpo humano y tienen funciones cruciales en el metabolismo, la inmunidad, el equilibrio de líquidos y la energía. Los componentes básicos de las proteínas se denominan aminoácidos, que se dividen en dos grupos: esenciales y no esenciales.

Los aminoácidos esenciales son aquellos que el cuerpo no puede producir. Por lo tanto, es fundamental que los consumamos a través de los alimentos. Los aminoácidos no esenciales pueden ser sintetizados por el cuerpo, por lo que no necesitamos consumirlos de los alimentos.

La cantidad de aminoácidos esenciales en una proteína determinará si es una proteína completa (de alta calidad) o una proteína incompleta (de baja calidad). Las fuentes de proteínas completas generalmente se derivan de productos animales como huevos, carne, aves, pescado y productos lácteos.

Otras fuentes vegetales de proteínas (incompletas) incluyen legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas. Comer una dieta bien balanceada (incluso para vegetarianos y veganos)  puede ayudar a garantizar que obtengamos cantidades adecuadas de proteínas y todos los aminoácidos esenciales.

Formas diferentes de proteína

La proteína proviene de una variedad de fuentes, que incluyen carne, leche, pescado, huevos, así como frijoles, legumbres y mantequillas de nueces. Cuando las proteínas se digieren, dejan atrás los aminoácidos que el cuerpo humano necesita.

El suero, es una fuente de proteína de alta calidad que se encuentra naturalmente en la leche, es una proteína completa y contiene todos los aminoácidos que tu cuerpo precisa. En general, las proteínas derivadas de fuentes animales (es decir, leche, huevos y carne) están completas, pero la capacidad de tu cuerpo para usar la proteína varía.

Sándwich Proteico light

Ingerir proteínas de manera balanceada

El cuerpo no puede almacenar el exceso de proteína. Las proteínas consumidas en exceso se utilizarán como energía (usualmente, solo durante los momentos de baja ingesta de carbohidratos o hambre) o se convertirán en grasas. Por consiguiente, es posible aumentar de peso con una dieta rica en proteínas si el individuo consume más calorías de las necesarias.

Por lo tanto, así como ocurre con todos los nutrientes, como nutrióloga te recomiendo que siempre mantengas un consumo equilibrado de proteínas, es decir, ingiere lo necesario y no te excedas. Esto formará parte de una alimentación balanceada y saludable.

¿Por qué optar por mi receta de sándwich proteico?

Es posible que te preguntes por qué deberías elegir preparar y comer mi receta de sándwich proteico habiendo otras recetas y eso es totalmente entendible. Pero, si hacemos una comparación entre mi sándwich proteico y la de un sándwich convencional, se puede evidenciar que mi receta resulta más beneficiosa para ti al consumirla.

Con mi receta estás recibiendo un total de 330 Kcal., 23 g de proteínas, 24 g de carbohidratos, 15 g de grasas, 250 mg de sodio y 6 de fibra dietética. En cambio, con un sándwich convencional vas a ingerir 511 Kcal., 15 g de proteínas, 27 g de carbohidratos, 6 de fibra dietética, 31 g de grasas y 950 mg de sodio.

Desde una perspectiva nutricional, la receta de sándwich proteico es más conveniente para ti, te aporta una cantidad adecuada de nutrientes y más proteínas. Además, la cantidad de grasa y de sodio es menor, un punto que vale la pena resaltar.

En conclusión, esta receta de sándwich que he hecho pensando en el bienestar de mis pacientes es sana y nutritiva. Asimismo, consta de un sabor delicioso, por lo que seguro terminarás amando esta receta y con ganas de preparársela a tus seres queridos.

Estarás comiendo saludable, balanceando y rico. Una combinación perfecta para tu dieta, sin lugar a dudas. Podrás prepararlo rápidamente, de un modo fácil y degustar una combinación exquisita de sabores, gracias a la proteína de calidad, esta receta te dará saciedad

Sándwich Proteico de pollo

Receta de sándwich proteico

A continuación, encontrarás los ingredientes que deberás tener a tu disposición antes de proceder con la preparación de mi receta de sándwich proteico:

  • Ingredientes:

 

  • Pan integral
  • Queso mozzarella light
  • Jitomate rebanado
  • Huevo
  • Paso a paso para la elaboración:

 

  • En un bol ponemos 2 huevos y con un tenedor los batimos.
  • Ponemos un poco de aceite de oliva en el sartén y vaciamos los huevos y agregamos sal.
  • Ponemos las 2 rebanadas de pan sobre el huevo aún no cocido, dejamos cocer y volteamos.
  • Agregamos un poco de queso mozzarella light, tomate y doblamos.

Y así, ya tendrás listo tu sándwich proteico para comer. Si tienes alguna duda sobre la preparación o los ingredientes puedes dejar un comentario abajo y así resolveremos esa duda. Igualmente, puedes optar por asistir a una consulta conmigo agendando una cita.

 

firma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete y recibe
contenido muy saludable
directamente en tu correo electrónico