#EnDietados, Motivación, Salud

Fracasé como nutrióloga

Fracasé como nutrióloga

El día de hoy voy a confesarte ese momento terrible donde me di cuenta que fracasé como nutrióloga, me consuela pensar que cada fracaso te hace más fuerte y/o te enseña algo nuevo y así fue conmigo también.

Cuando salí de estudiar la Licenciatura en Nutrición, tuve la fortuna de encontrar empleo de inmediato en un gran hospital “El Hospital del Niño”, no era el monstruo de hospital que es hoy en día, pero definitivamente era el más reconocido a nivel pediatría.

La verdad que cuando salí aun no sabía muy bien cual era mi camino o donde podía empezar a trabajar y se me atravesó esa oferta, el trabajo era Nutrióloga y Gerente del Hospital del niño y si podía sonar muy emocionante; pero para mí, que no era mi área ideal la Administración y Servicios de alimentos, definitivamente no era tan emocionante.

Entre en uno de esos momento donde me imagino muchos de ustedes han pasado al igual que yo, que es ese tiempo de frustración profesional debido un poco al bajo sueldo que recibía y en gran parte al no sentirme realizada y mucho menos encontrarme en el lugar donde yo me había imaginado estar al terminar la carrera.

Gracias a esto y a mis malos hábitos que día a día me encontraba envuelta en una desesperación e insatisfacción personal,  además confieso que me excusaba por “mi falta de tiempo” en lugar de dedicarme a entender y darme cuenta donde estaba la raíz de mi sobrepeso.

Y que crees, ¡Otra vez estaba ahí enfrascada! Había ganado otros kilos y responsabilidades, ya que recuerden era Nutrióloga Gerente del comedor de uno de los hospitales más importantes de Cuernavaca, encargada de que comería el personal y pacientes. Y yo,  ¡No sabía que comer! ¿Te imaginas la situación y los sentimientos encontrados? Son momentos donde te sientes realmente fracasada.

Recuerdo llegar todos los días odiando mi trabajo, aunque en el fondo era mi vida en esos momentos y yo era la culpable de todo eso. Imagínenme, llegaba diario a buscar  otro empleo en computrabajo.com, pensando que era la solución a mis problemas.

Les he contado ya en el blog de ” De simple mortal a Nutrióloga” como fue mi historia de cambio, transformación física y personal. El día que encontré la solución a mis problemas juré que quería compartirlos porque me di cuenta el poder del conocimiento y también el desconocimiento que existe actualmente en muchos temas.

En la carrera de Nutrición como en todas, había compañeros que desde primer día sabían a que se dedicarían. Pero en mi caso no era así, yo no me veía en un área especifica, sí así como leíste y a lo mejor pensaste ¿Cómo? ¿No sabía? ¡Pero los nutriólogos únicamente se dedican a lograr que la gente baje de peso!

Es un error muy común creer que los nutriólogos sólo se dedican a lograr que la gente pierda peso, ya que no es así, por el contrario déjenme les platico que dentro de la nutrición existen muchas ramas  donde se puede ejercer, como es: administración de servicios de alimentos (comedores industriales), Profesor, Nutriólogo del deporte, Nutrición Pediátrica, Investigación. Y puedes trabajar en diferentes medios: Den un consultorio, dentro de un Hospital ya sea en consulta externa, pláticas, trabajar con pacientes hospitalizados, para empresas (Impartiendo talleres o creando nuevos productos)

Bueno el punto es que como les platicaba yo no estaba segura a que dedicarme fracasé como nutrióloga, el día que me convencí y entendí el problema realmente me di cuenta que muchas veces es la misma información explicada de diferentes formas, métodos, acercamientos o intereses.

Y que era mi deber compartirla con la gente que quisiera cambiar y ser más saludable y así lo hago hasta ahora con mi toque y revisión a fondo personal del tema, tratando de dar un lenguaje digerido para la mayor parte de la población.

Así que aún si han estado como yo en cualquier momento frustrante asi como yo sentia que fracasé como nutrióloga, en su vida cuando parece que algún proyecto no funciona (entiéndase como tu trabajo, carrera, algún curso que preparaste, un negocio, tu relación, familia,  matrimonio, o tu mismo) no te sientas mal, todos hemos tenido algún momento así, siéntete mal si no eres capaz de darte cuenta, observarlo y trabajar hasta el cansancio para lograr tus sueños.

Hasta aquí mi dosis de motivación el día de hoy, invitándolos a luchar por todo lo que se propongan, un día estarán en aquel lugar que imaginaron llegar.

Gracias por leerme,

Fernanda hurtado nutriologa en cuernavaca nutriologa en jiutepec firma

Related Posts

2 comentarios en “Fracasé como nutrióloga

  1. Daniela dice:

    ¡Muchas gracias por compartir!

    1. Dani gracias por leerlo, te mando un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete y recibe
contenido muy saludable
directamente en tu correo electrónico